Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Idioma:

Destacados

Funcionamiento

Los sistemas geotérmicos usan la temperatura constante de la Tierra como fuente de calor en los meses fríos y como disipadora de calor en los meses cálidos.

La bomba de calor es una máquina que basándose en el Ciclo de Carnot, realizado por un gas, absorbe calor de una fuente para entregarla a otra que está a una temperatura superior. Las bombas de calor son muy populares desde hace años, utilizadas en todos los frigoríficos, en la mayor parte de los aires acondicionados y últimamente en los climatizadores de tipo doméstico.

 

Físicamente el condensador y el radiador pueden ser compatibles, hecho que permite cambiar el sentido del traspaso de calor de una fuente a otra, simplemente cambiando el sentido de la circulación del gas en el circuito. Por esto las bombas son reversibles y pueden dar calor o frío.

 

La bomba de calor geotérmica además se beneficia por las características del subsuelo que se mantiene a una temperatura uniforme durante todo el año y, por lo tanto, su funcionamiento no se ve perjudicado en función de la temperatura del aire como en el caso de una bomba de calor aire-agua, que disminuye mucho su rendimiento cuando las temperaturas del aire ambiente sufren grandes cambios como ocurre en el invierno y en el verano.

Etiquetas de la sección

funcionamiento