Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Idioma:

Destacados

Productos

Bomba de calor

Las bombas de calor aerotérmicas, a diferencia de las bombas de calor aire-agua convencionales, están diseñadas y construidas para obtener la máxima energía del aire exterior en condiciones climáticas muy severas, tanto en invierno como en verano. Gracias al sobredimensionamiento de sus componentes, son capaces de captar más energía del exterior. Además disponen de un compresor especialmente diseñado que permite alcanzar temperaturas de trabajo por encima de 60ºC. Esta particularidad las hace aptas para sustituir a calderas en sistemas de calefacción convencional o como fuente de producción de ACS durante todo el año.

El rendimiento energético de un equipo aerotérmico se determina por medio del valor COP (siglas en Inglés Coefficient Of Performance), factor por el cual se puede deducir el mejor o peor rendimiento de una bomba de calor. Para entender más fácilmente su significado citaremos un ejemplo con bomba de calor aerotérmica:

 

Un equipo bomba de calor aire-agua nos indica por ejemplo en sus características técnicas un COP 3.5 para su funcionamiento en modo calor, y nos indica también que la potencia térmica entregada por la bomba de calor funcionando en régimen de calefacción (7ºC-35ºC) es de 3.500W. Este último valor no responde al consumo eléctrico real (consumo a red) de la bomba, sino a la energía en forma de calor que aportará. Para conocer cuál será entonces el consumo eléctrico de la máquina dividiremos la potencia térmica entregada por la bomba de calor (energía en forma de calor) entre su coeficiente COP, así 3.500W/3.5 nos dará un valor de 1000W. Éste sí será el consumo eléctrico que abonaremos en la factura de la electricidad, por lo que esa máquina está entregando 3 veces más potencia calorífica de la que consume.

 

Existen distintos tipos de bombas de calor aerotérmicas:

  • BOMBAS DE CALOR AIRE·AGUA: Este tipo de bombas de calor es el más empleado para viviendas (calefacción, producción de ACS y refrigeración) y en grandes instalaciones de centros comerciales u oficinas (climatización mediante fancoils). En términos generales están compuestas por una unidad exterior que incorpora en su interior todos los elementos que conforman la bomba de calor. Dentro de esta variante de bombas de calor, disponemos de equipos que pueden alcanzar temperaturas de agua caliente para calefacción de hasta 80ºC y con un elevado rendimiento, hecho que posibilita la sustitución de calderas convencionales (gas, gasóleo, etc.) por bombas de calor.
  • BOMBAS DE CALOR AIRE·AIRE: Las bombas de calor aire-aire se diferencian de los modelos de aire-agua en que la energía térmica generada por la unidad exterior se transporta directamente hacia las unidades climatizadoras interiores (splits) a través de un circuito de gas refrigerante. Las unidades interiores (conductos, suelo, pared, cassette, etc.) cumplen la función de disipar al ambiente (local) la energía térmica (calor o frío) generada por la unidad exterior. Este tipo de instalaciones quizá sea el más extendido y conocido, generalmente identificado como “aire acondicionado”.
  • SISTEMAS VRV: Los sistemas “VRV” o de caudal variable de refrigerante son equipos formados por una o varias unidades exteriores y que distribuyen la energía a través de circuitos de gas refrigerante, al igual que los equipos aire-aire. La principal diferencia es que el sistema VRV dispone de una tecnología que le permite adaptar los caudales de refrigerante de la instalación a la demanda existente en cada momento, hecho que reduce notablemente el consumo energético.

Etiquetas de la sección

Productos