Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Idioma:

Destacados

¿Qué es?

La energía de la biomasa es un tipo de energía renovable procedente del aprovechamiento de la materia orgánica e inorgánica formada en algún proceso biológico o mecánico, generalmente, de las sustancias que constituyen los seres vivos (plantas, ser humano, animales…) o sus restos y residuos.

Por norma general, la biomasa se puede clasificar de la siguiente forma:

  • Natural: bosques, árboles, matorrales, plantas de cultivo, etc.
  • Residual: residuos de paja, serrín, estiércol, residuos de mataderos, basuras urbanas.
  • Otro tipo de clasificación de la biomasa radica en base a su contenido en agua o humedad:
  • Biomasa seca: madera, leña, residuos forestales, restos de la industria maderera y del mueble, etc.
  • Biomasa húmeda: residuos de la fabricación de aceites, lodos de depuradora, purines, etc.

En muchas ocasiones se indica que la energía procedente de la biomasa no produce contaminación, esto se explica mediante el ciclo del carbono. El ciclo del carbono se basa en un conjunto de etapas por medio de las cuales los organismos vivos extraen y devuelven a la atmósfera en forma de dióxido de carbono. Las emisiones de CO2 que se producen de la combustión de la biomasa, al proceder de un carbono retirado de la atmósfera en el mismo ciclo biológico, no alteran el equilibrio de la concentración de carbono atmosférico, y por tanto no incrementan el efecto invernadero. Su uso contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera siempre que sustituya a un combustible fósil.

En la combustión de la biomasa se considera que las emisiones tienen el balance neutro de CO2.

La biomasa es por tanto un combustible de origen biológico, con un coste económico inferior al de cualquier tipo de energía de origen fósil.

 

La energía de la biomasa tiene múltiples aplicaciones tanto a nivel industrial como a nivel doméstico, a continuación se muestra un esquema de las mismas.

COMBUSTIÓN

  • E. Eléctrica
  • E. Térmica

GASIFICACIÓN / PRIRÓLISIS

  • E. Eléctrica
  • E. Térmica

FERMENTACIÓN METÁNICA

  • Bio-combustibles
  • Biogás

FERMENTACIÓN ALCÓHOLICA

  • Productos varios